13 enero 2017

CENTENARIOS 400 ANIVERSARIO DE LA MUERTE DE FELIPE II

PÁGINA DE FACEBOOK

IV Centenario de la muerte de Felipe II. Retrato realizado por Antonio Moro

Matasellos del Primer Día de Circulación 

CENTENARIOS 400 ANIVERSARIO DE LA MUERTE DE FELIPE II
Fecha de emisión: 1 de junio de 1998
Valor: 35 pesetas (multicolor)
Tirada: 2.500.000 ejemplares
Papel: Estucado, engomado, fosforescente
Estampación: Huecograbado
Tamaño del sello: 28,8 x 40,9 mm. (vertical)
Dentado: 13 3/4
Pliegos: 50 efectos

No podía faltar en la serie Centenarios, el sello dedicado a rememorar el 400 aniversario de la muerte de Felipe II (Valladolid 1527-El Escorial 1598).
Felipe II, hijo del emperador Carlos I y de Isabel de Portugal, es una de las figuras más grandes y controvertidas de la historia moderna. Hombre inteligente, culto, minucioso y dotado de una extraordinaria capacidad de trabajo, llevó personalmente la política de su gobierno tanto en el plano nacional como internacional. Durante su largo reinado se produjeron importantes modificaciones que dieron un nuevo rumbo a la historia. Así, en el orden interno, se elaboraron los primeros censos de población, se dio forma definitiva al sistema de los consejos de Estado -órganos encargados del asesoramiento y ejecución-, se estableció un estrecho control sobre los municipios, se codificaron las leyes, se reforzó la autoridad del rey sobre la Iglesia y se trasladó la corte de Toledo a Madrid, lo que supuso la elección de una capital fija y una novedad en la historia de España. Como todos los Austrias, Felipe II concedió gran importancia a la política internacional y mantuvo enconadas guerras con Inglaterra, Francia y Países Bajos. En apoyo al catolicismo entabló guerras de religión contra Francia para luchar contra los protestantes; intentó la invasión de Inglaterra con una poderosa escuadra, La Invencible, que fue finalmente derrotada por los ingleses; y sostuvo una larga guerra en los Países Bajos.

Felipe II continuó la expansión española en las Indias y en el Pacífico, anexionándose Filipinas. En 1580 conquistó Portugal y unificó la Península ibérica, respetando escrupulosamente la autonomía del reino portugués y su vasto imperio colonial. Su interés por el trabajo hizo que diariamente recibiera a sus secretarios y embajadores para informarse sobre los acontecimientos políticos y así poder tomar decisiones sobre innumerables asuntos. Le gustó tomar parte en la configuración del mundo que le rodeaba y dedicó especial atención a la construcción del monasterio de El Escorial, del que escogió el emplazamiento y trazo los planos. Contrajo matrimonio en cuatro ocasiones y sobrevivió a todas sus mujeres; María Tudor, reina de Inglaterra; Isabel de Valois, hija del rey de Francia Enrique II, de la que nacieron sus hijas predilectas Isabel Clara Eugenia y Catalina Micaela. Su último matrimonio fue con Ana de Austria, hija del emperador Maximiliano II, de quien nació su sucesor Felipe III.

No hay comentarios:

Publicar un comentario