13 julio 2015

ENTERO POSTAL 1995 - MELILLA

PÁGINA DE FACEBOOK

Melilla

ENTERO POSTAL 1995 - MELILLA
Fecha de emisión: 6 julio 1995
Valor facial: 30 pesetas
Tirada: 600.000

Cuando fue un asentamiento púnico-fenicio, la actual Melilla tenía el nombre de Russadir. Después se llamó Portus, y fue entonces cuando el emperador romano Claudio le concedió el título de ciudad. Su excelente situación estratégica obró para que, más tarde, la ocuparan sucesivamente vándalos, bizantinos, godos y mahometanos. Pero a finales del siglo XV, los Reyes Católicos consideran necesario el dominio de la plaza como garantía de las costas españolas de la ribera opuesta. Comisionan para ello al duque de Medina Sidonia D. Juan Alonso de Guzmán, capitán general de Andalucía, y queda la ciudad bajo su mandato en 1497. Pasará después a la directa dependencia de la corona española bajo el reinado de Felipe II.

A esta población, situada en el litoral marroquí frente a la costa oriental andaluza, en el extremo más occidental del Mediterráneo que suele denominarse como mar de Alborán, se dedica un entero postal en 1995. Aparece en él uno de los más característicos edificios de Melilla, de estilo modernista, muy abundante en las edificaciones de la ciudad nueva, que fue construido en 1917 por un discípulo de Gaudí, el arquitecto Enrique Nieto. El sello muestra la puerta de Santiago, la principal entre las murallas de la ciudad vieja, asentada sobre un reducido peñón acantilado donde se encuentra la Alcazaba. Las edificaciones modernas se extienden al sur y al oeste de este reducido núcleo inicial. El conjunto del término municipal es el territorio de soberanía española, y tiene una superficie de doce kilómetros cuadrados solamente. Está constituido por una llanura donde se asienta la ciudad, fuera de la cual existen unos pequeños montículos coronados por posiciones militares. Al fondo se alzan las abarrancadas estribaciones del monte Gurugú.

Una de las principales funciones del puerto de Melilla es la carga de mineral de hierro de las minas del Rif. En cuanto a la ciudad respecta, su más importante significado ha sido siempre la actividad militar. Y ello no solamente por la importancia de la guarnición, sino porque ha sufrido ataques y asedios numerosos, el último de ellos en 1921, a lo largo de los cinco siglos, que dura ya la presencia española. Las últimas décadas han acusado un debilitamiento de la actividad ciudadana en todos los órdenes y se ha reducido su población, cifrada hoy en unos 55.000 habitantes.


No hay comentarios:

Publicar un comentario