31 mayo 2013

ARTESANÍA ESPAÑOLA – VIDRIO

PÁGINA DE FACEBOOK
Piezas de Andalucía, La Granja, Cataluña, Valencia, Mallorca y Cadalso de los Vidrios.

ARTESANÍA ESPAÑOLA – VIDRIO
Fecha de emisión: 13 abril 1988
Valor facial: 20 pesetas (6 sellos)
Dentado: 12 ¾
Impresión: Calcografía y Offset
Tirada: 3.000.000
Pliegos: 36 (6 series)

No se sabe cuando se empieza a fabricar el vidrio, aunque acerca de ello corran versiones que no poseen suficiente rigor histórico para ser aceptadas. El primer testimonio fidedigno es la existencia de objetos de vidrio en las tumbas egipcias a partir del siglo XV antes de J.C., y su fabricación en esa época ya supone un importante logro, puesto que la fusión del vidrio se consigue a partir de los 1.200 grados. El nuevo material empieza a extenderse a lo largo de todo el milenio anterior a J.C. y Plinio, en el siglo I, se extiende en pormenores sobre su obtención y acerca de los procesos de fabricación en distintos países.
Tampoco existen datos sobre los orígenes del vidrio en España. La primera noticia parece ser la mención de S. Isidoro (560-636), en sus «Etimologías», al referirse a las vidrierías españolas de su época. Cabe pensar que los romanos establecieran talleres en nuestro país, aunque no existen pruebas de ello; y los objetos de vidrio encontrados en tum­bas fenicias y romanas, o los más notables hallados en las excavaciones de Ampurias, pueden ser tanto de fabricación indígena como importados. Tras la noticia, pues, de S. Isidoro, sólo existen referencias concretas sobre los vidrios fabricados en la época árabe, con sus características y las fórmulas empleadas para colorearlos.
Los sellos a los que esta hoja se dedica nos muestran, tal como se hiciera un año antes con la cerámica, unas bellas piezas fabricadas en nuestro país. Para ello se han elegido diversas procedencias, con la intención de reflejar las variedades a que han dado lugar las diferentes regiones españolas.
La valenciana está representada por una copa incolora, del siglo XVIII, con decoración vegetal y animal. Se encuentra en el Museo de Bellas Artes de Valencia.
Una jarra de tono azul claro representa a Cadalso de los Vidrios, un pueblo de la provincia de Madrid cuyo nombre evidencia claramente su dedicación a esta industria.
En la Granja de San Ildefonso (Segovia) fue fabricada una dulcera, que aparece en otro sello. También es del siglo XVIII, como asimismo la jarra andaluza, con dos asas, de cuello cónico y depósito esférico, fabricada en Castril (Granada), que puede admirarse en el Museo Arqueológico de esta capital.
Restan una bella y barroca almarraja del XVII, de fabricación catalana, que se halla en el Museo de Perelada (Gerona), y un botellón actual de vidrio transparente de procedencia balear, existente en el Museo mallorquín de Palma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario