14 septiembre 2015

DEPORTES - OLÍMPICOS DE BRONCE

PÁGINA DE FACEBOOK


Atletismo

Esqui

Natación

Tenis

Tiro Olímpico

Boxeo

Hockey

Piragüismo 

Vela

Medallero

Matasellos del Primer Día de Circulación

DEPORTES - OLÍMPICOS DE BRONCE
Fecha de emisión: 28 abril 1996
Valor facial: 30 pesetas (9 valores)
Dentado: 13 ¾ x14
Impresión: Huecograbado
Tirada: 2.000.000
Pliegos: 36 (4 series)

Sucesivamente han aparecido durante 1994 y 1995 sendas hojitas dedicadas a los olímpicos españoles que han obtenido medallas de oro y de plata en los diversos Juegos celebrados. En 1996 aparece una tercera que, como cabe esperar, se dedica a nuestros compatriotas que han merecido medalla de bronce a lo largo de las diversas Olimpiadas.

La hojita contiene nueve sellos, y en cada uno de ellos está representado un distinto deporte. Corresponden éstos a las especialidades en las cuales se obtuvieron las medallas de bronce. En un cuerpo central, y al pie de la hojita, se detallan los nombres de los galardonados, junto al año que obtuvieron la recompensa y la sede de ¡os Juegos en cada uno de los casos.

La primera medalla de bronce conseguida por un español en el transcurso de los Juegos Olímpicos, fue la que se concedió a Santiago Amat Cansino en los celebrados en 1932, en Los Angeles, practicando la actividad deportiva de la navegación a vela. Muchos años habrían de transcurrir para conseguir una segunda medalla de bronce, aunque en este caso fueron nada menos que dieciocho los distinguidos. Esta cifra componían los componentes del equipo de hockey sobre hierba, que obtuvo el tercer puesto en los Juegos de Roma el año 1960. Si en rigor se consiguió con ello una sola medalla, no es menos cierto que a cada uno de los componentes del equipo se entregó, como se acostumbra a hacer en estos casos, una reproducción de la recompensa obtenida.

En 1972, en Munich, Rodríguez Cal consigue medalla de bronce en boxeo. En Moscú, Menéndez y Ramos Misioné son galardonados en 1980 con el bronce en piragüismo, a la vez que el nadador López Zubero consigue igual recompensa en los cien metros mariposa.

La paulatina mejora del deporte español se pone de manifiesto en que desde 1980 ya no faltan medallas en los Juegos sucesivos. Miguez y Suárez, en piragüismo, y Abascal corriendo 1500 metros, son galardonados en 1984 en Los Angeles. S. López lo es asimismo en 1988 nadando 100 metros braza en Seúl, y J. Guardiola obtiene la suya en tiro al plato. Y finalmente Barcelona, en 1992, será el escenario donde la consigan Sánchez Vicario en tenis y García Chico en el salto con pértiga. Hay una más, no obstante, que fue conseguida en los Juegos de Invierno de Albertville, también en 1992. Se concedió a Blanca Fernández Ochoa en esquí, en la especialidad del slalom especial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario