21 marzo 2014

EUROPA 1993 - JOAN MIRO

PÁGINA DE FACEBOOK
Fusées (1959)

La Bague d´Aurore (1957)

Matasellos del Primer Día de Circulación

EUROPA 1993 - JOAN MIRO
Fecha de emisión: 5 mayo 1993
Valor facial: 45 pesetas y 65 pesetas
Dentado: 13 ¾ x14(Fusée) y 14x 13 ¾ (La Bague d´Aurore)
Impresión: Huecograbado (45 pesetas), Calcografía y Offset (65 pesetas)
Tirada: 2.500.000
Pliegos: 50


Miró ha creado con su obra artística un mundo exclusivo claramente identificaba por su singular personalidad, por su transformación poética de la realidad, por la inextinguible diversidad de sus formas. Con Picasso y Dalí constituye la más alta expresión de la pintura española del siglo XX.
La serie de sellos Europa 1983 le rinde homenaje al cumplirse el centenario de su nacimiento, y reproduce dos de sus obras existentes en la Fundación Miró de Barcelona, establecida por el pintor en 1975. Se llamó Joan Miró i Ferrà y nació en la Ciudad Condal el 20 de abril de 1893. Su padre era un orfebre catalán que lo matriculó en 1907 en la Escuela de Comercio, estudios que tuvo que abandonar. Tres años después ya se inscribe en la academia de pintura de Francesc Galí y se inicia en el óleo; allí alterna con otros artistas y se define claramente su vocación.
En 1919 va a París, y tras unas estancias esporádicas en la capital francesa fija en ella finalmente su residencia. Se casa en Palma de Mallorca el año 1929 con una mallorquína, Pilar Juncosa, pero viven en París y allí se fragua su fama, desde Francia irradiará su obra hacia toda Europa y América y en París conoce a Picasso, a Breton, Aragón y Eluard, entre tantos otros que durante esta fértil época artística modifican y transforman una y otra vez los conceptos pictóricos. Vuelve a España en 1940, a causa de la invasión alemana, y en 1956 se instala definitivamente en Palma de Mallorca, donde acabará su vida el 25 de diciembre de 1983 tras de haber recibido recompensas y distinciones de toda índole. Entre ellas, la Medalla de Oro de la Generalitat de Catalunya y la de Bellas Artes, que le fue entregada personalmente por el Rey de España.
Su obra presenta en sus inicios un marcado carácter fauve influido levemente por el cubismo. Pero a partir de los años veinte, la pintura de Miró se va depurando hasta simplificarse en esquemas geométricos mediante una expresión simbólica y metafórica. Se suceden sus pinturas poéticas, en las que
se incluyen incluso determinadas palabras o frases; sus "Constelaciones", sus figuras esquemáticas y oníricas; un nuevo lenguaje, que caracteriza e individualiza su magna obra, capaz de expresar mediante símbolos toda la vastedad del universo mironiano.
Además de la pintura, trabajó Miró la escultura, la cerámica y el grabado. Ha realizado grandes murales y creó decorados, trajes y objetos para representaciones de ballet. Existe ya una amplia bibliografía acerca de su obra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario