01 noviembre 2012

PAISAJES Y MONUMENTOS

Conjunto monumental de Llivía. Gerona

Basílica de Santa María del Mar. Barcelona

Catedral de Ceuta

Puerta de Santiago. Melilla


Patio interior del Hospital de la Caridad. Sevilla


PAISAJES Y MONUMENTOS

Fecha de emisión: 9 noviembre 1983

Valor facial: 3 pesetas, 6 pesetas , 16 pesetas, 38 pesetas y 50 pesetas

Dentado: 12 ¾ x13 ¼

Impresión: Calcografía

Tirada: 8.000.000

Pliegos: 100



La serie de sellos "Paisajes y Monumentos" prosigue tenazmente con la tarea, de descubrir las múltiples bellezas de nuestro país. En esta ocasión, cinco nuevos sellos se unen a muchos otros aparecidos ya.

Uno de tales sellos, el de superior valor, 50 pesetas, ofrece una vista del patio interior del Hospital de la Caridad, en Sevilla, fundado por don Miguel de Mañara en el siglo XVII. Tiene asimismo el Hospital un célebre retablo, obra de Pedro Roldán, y posee cuadros de Valdés Leal y Murillo.

El sello de 38 pesetas muestra la puerta de Santiago, una obra militar, pues se abre a un puente sobre uno de los fosos que separan los recintos fortificados de Melilla. Sobre la puerta, una obra sobria y sólida, campea el escudo de Carlos I.

Al oeste de Melilla, en el continente africano también, se encuentra Ceuta. Tiene una catedral del siglo XVIII, levantada sobre las ruinas de la anterior, del siglo XV, que fue destruida, y que, a su vez, se asentó sobre la Mezquita Mayor. El sello de 16 pesetas reproduce la fachada de la actual catedral.

En el de 6 pesetas vemos la fachada del templo de Santa María, en el barrio histórico de Barcelona. El templo es gótico, y se inició a principios del siglo XIV.

Se caracteriza la portada por una puerta ojival, con varias estatuas, dos esbeltos campanarios y un bello rosetón central.

Y por último, resta un sello de 3 pesetas, con la Iglesia de Llivia junto a la torre de Bernat de So. Llivia, isla española en tierra francesa, merece un corto comentario, pues es una villa de unos 1.000 habitantes dentro del territorio francés, a seis kilómetros de la frontera española en Puigcerdá, en uno de los parajes más sugestivos de la comarca llamada de la Cerdaña. Con la villa de Llivia, en un territorio de 12 kilómetros cuadrados, hay dos aldehuelas, Sareja y Gorguja. La carretera que lleva a Llivia desde Puigcerdá, se considera un territorio neutral que pueden transitar libremente los españoles. Y todo ello se debe a que, señalados en el Tratado de los Pirineos, en el siglo XVII, los "pueblos" que pasarían a ser franceses, no fue así en el caso de Llivia, a la que Carlos I había dado el título de "villa". Y esta sutileza lingüistica del Tratado ha sido suficiente razón para que, desde hace 300 años, se perpetúe esta poco frecuente situación.


1 comentario:

  1. Que bela série de selos postais meu amigo! Um importante registro do patrimônio histórico espanhol.

    ResponderEliminar