19 febrero 2016

ENTERO POSTAL 1996

PÁGINA DE FACEBOOK

Valladolid

Detalle del sello

ENTERO POSTAL 1996 

Fecha de emisión: 25 abril 1996
Valor facial: 19 pesetas
Tirada: 250.000

VALLADOLID
Uno de los enteros postales de 1996 se dedica a Valladolid, y más concretamente a difundir la imagen de una de sus iglesias, la de Santa María de la Antigua. Este templo fue erigido por el conde D. Pedro Ansúrez, fundador de la ciudad, en el siglo XI, y reconstruido más tarde. De esta segunda iglesia solamente queda la torre románica de planta cuadrada, que emerge de la construcción actual, de un gótico incipiente del siglo XIII. Junto con la torre, a la que suele apostillarse en frase tópica, como "la reina de las torres románicas de Castilla", existe en la iglesia un modesto claustro, románico también, únicos testimonios anteriores al templo que puede contemplarse hoy. En el sello aparece la Fuente de la Fama, también de Valladolid, que se halla en los jardines de Campo Grande y fue construida en 1883 en honor del alcalde D. Miguel Iscar.

Chalet, Campos Elisios. Lerida

Detalle del sello
LÉRIDA
Los Campos Elíseos de Lérida es un conjunto de jardines y viveros en la margen izquierda del río Segre. Constituye un magnífico parque público que se construyó en 1860 siendo alcalde de la capital D. Manuel Fusté Arnaldo. El conjunto comprende diversas instalaciones, y de entre ellas se ha escogido un aspecto del llamado Chalet, que ilustra la tarjeta entero postal de Lérida. El sello ofrece parte de la puerta de los Apóstoles, de la catedral vieja. Es curioso el destino de este templo gótico, de principios del siglo XIII, que cedió su preponderancia a una segunda catedral, neoclásica, mandada construir por Carlos III. La primitiva fue transformada en cuartel a comienzos del siglo XVIII, pero a mediados del actual se inició su restauración, que permitió que se abriera nuevamente al culto en 1955.

Monumento a Colon. Huelva

Detalle del sello
HUELVA
En 1996 se editan tres tarjetas entero postal en vez de las dos que se habían emitido durante años anteriores. Vamos a referirnos a la de Huelva, la capital andaluza más occidental, asomada al Atlántico, desde cuyas costas partió la expedición colombina que descubrió América y cambió con ello el curso de la historia universal.
Precisamente la tarjeta ofrece como ilustración principal el monumento a Colón que se levanta en la confluencia de los ríos Tinto y Odiel, frente al monasterio de La Rábida, cerca de la capital onubense. La escultura mide treinta y dos metros de altura, es obra de Gertrudis Vanderbilt Whitney y fue donada a la ciudad por el pueblo norteamericano en 1929. Miss Whitney nació en Nueva York y tiene una notable obra que puede admirarse en su ciudad natal, en San Francisco, en Washington y otras ciudades norteamericanas. El monumento posee una capilla interior a la que se accede por una puerta situada en la base; en dicha capilla hay unas estatuas de los Reyes Católicos y varios bajorrelieves, entre los que destaca la carta de Juan de la Cosa y en los que pueden leerse, asimismo, los nombres de los tripulantes de las carabelas que partieron hacia lo desconocido en el primer viaje de 1492. El Ayuntamiento de Huelva, tras la instalación del monumento nombró a la escultora hija adoptiva de la población.
Huelva parece ser una fundación fenicia a la que sus primeros pobladores llamaron Onuba. Como tantas otras poblaciones españolas fue romana y árabe, para ser reconquistada en 1238 por Iñigo de Mendoza. Se realiza en su puerto un intenso tráfico, principalmente del mineral que viene del interior, cuya salida natural se efectúa por vía marítima y que constituye la principal riqueza de la provincia, seguramente explotada ya desde la época romana. Entre las construcciones ciudadanas destaca la iglesia de San Pedro, que se reproduce en el sello y es la más antigua de la ciudad. Está situada en la plaza del mismo nombre y parece estar construida en tiempos de la Reconquista sobre una antigua mezquita. Pero nada queda ya de aquella construcción ni posee ahora un estilo definido, pues sufrió varias reconstrucciones tras diversos terremotos que afectaron la zona a lo largo del siglo XVIII. Lo más característico es la torre, formada por dos cuerpos cuadrados de distinta altura a los que remata un capitel piramidal. La iglesia tiene un cuerpo central formado por tres naves con numerosos y valiosos altares.

No hay comentarios:

Publicar un comentario