29 mayo 2015

EXFILNA 95 – MALAGA

PÁGINA DE FACEBOOK

Monumento al "Cenachero", vendedor ambulante de pescado. Se completa con las reproducciones del obelisco dedicado  al general liberal José M.ª Torrijos, de la catedral de Málaga (s. XVI-XVIII) y de "La Farola", faro del puerto malagueño.

Prueba oficial

Matasellos del Primer Día de Circulación


EXFILNA 95 – MÁLAGA
Fecha de emisión: 6 octubre 1995
Valor facial: 130 pesetas
Dentado: 14x13 ¾
Impresión: Calcografía y Offset
Tirada: 2.000.000
Hoja Bloque de 105 x 78 mm

Dominan Málaga dos colinas que son el núcleo de su historia: Gibralfaro, donde estuvo la acrópolis púnico romana y la Alcazaba árabe. La ciudad, situada en una llanura frente al Mediterráneo atravesada por el río Guadalmedina, tiene su origen en un asentamiento fenicio del siglo VII antes de J.C. y ya se la llamó entonces Malaca, por la diosa tiria Malach. Los griegos, después, estuvieron muy cerca, en la colonia Mainake. Siguieron las invasiones que constituyen los grandes hitos de nuestra historia nacional, con los romanos, que establecieron pesquerías en Málaga y fomentaron el comercio con el norte de África; los vándalos, con el dominio visigodo que integró a la ciudad en el reino de Toledo y, finalmente, la ocupación por las tropas musulmanas de Abd al Aziz, en 714. Más de siete siglos después, en 1487, la reconquistaron los Reyes Católicos.

En esta ciudad se ha celebrado del seis al quince de octubre, la Exfilna 95, o Exposición Filatélica Nacional, que a partir de esta edición va a denominarse "Campeonato de España de Filatelia". No obstante, la hojita que se emite con este motivo conserva el anterior epígrafe. Aparecen en ella el edificio de la catedral de Málaga, el faro que existe en el puerto, conocido popularmente como "la Farola" y el obelisco de la plaza malagueña de la Merced, erigido en memoria del general Torrijos, que combatió el absolutismo de Fernando VII. En el sello figura "El Cenachero", una escultura de Jaime Pimentel, situada en el puerto de Málaga, con el típico vendedor callejero de pescado, y al que se llama así porque se le representa con dos cenachos, una especie de pequeñas espuertas de esparto o de palma en las que lleva su mercancía.

La Exposición, o el Campeonato, se celebró en el Palacio de Justicia de la capital andaluza, donde en otro tiempo radicó el Hotel Miramar. Se encargó de la organización el Círculo Filatélico y Numismático de Málaga, que celebraba a la vez el centenario de su constitución, cuya circunstancia consta igualmente en la hojita. Se exhibieron más de 800 cuadros expositores, y se programaron las acostumbradas actividades anejas a la Exposición, para las cuales la ciudad y sus alrededores reúnen sobrados motivos y lugares. Complementaron la muestra matasellos y sobres conmemorativos.

Málaga es una ciudad con un prometedor futuro. La pesca y la actividad portuaria son tareas constantes a lo largo de su historia; tiene un excelente movimiento industrial y agrícola, y las últimas décadas han visto en la población y en sus alrededores un desarrollo del sector turístico de importancia trascendental. Los altibajos experimentados a lo largo de su historia han dado paso a un progreso ininterrumpido durante el siglo XX, pues los 130.000 habitantes de 1900 han conducido a 450.000 en 1995.

No hay comentarios:

Publicar un comentario