12 febrero 2014

PATRIMONIO NACIONAL – CÓDICES

PÁGINA DE FACEBOOK
De izquierda a derecha y de arriba a abajo, Códice Veitia (S. XVIII), Trujillo del Perú (S. XVIII), Libro de los Juegos de Ajedrez, Dados y Tablas (S. XIII), Historia General de las Cosas de Nueva España (S. XVI). Se completa en el centro con el blasón de la Casa Real.

Matasellos del Primer Día de Circulación

PATRIMONIO NACIONAL – CÓDICES
Fecha de emisión: 10 diciembre 1992
Hoja Bloque de 105 x 150 mm
Valor facial: 27 pesetas (4 valores)
Dentado: 13 ¼ - 12 ¾
Impresión: Calcografía y Offset
Tirada: 1.665.125


Como los antiguos romanos escribían las leyes en tablas de madera, de la voz latina caudex, que significa tronco de árbol, se formó codex; y de ésta devino código y códice, vocablo éste último con el que se designa a un manuscrito antiguo.


Se cree que los primeros códices fueron los egipcios, que datan del siglo III antes de Jc. Se extienden por Occidente a partir del siglo I de nuestra era, y casi siempre son obra de religiosos. Los primeros en España parecen datar de la liturgia arriana; pero en 589, Recaredo, al convertirse al catolicismo, ordena destruirlos. Hay alguno de ellos en la Biblioteca Vaticana, pero el más antiguo que se conserva en nuestro país es el Código de Alarico, del siglo VI. Es famoso por su perfección el "Comentario del Apocalipsis" del Beato de Liébana, del siglo VIII, acerca del cual se emitió una serie de ocho sellos en 1975.


El Patrimonio Nacional español cuenta con numerosos códices. A cuatro de ellos se refieren los sellos de la hoja bloque y los comentamos brevemente por orden cronológico, en vez del que ocupan en la hoja. El más antiguo es una figura de las que contiene el "libro del Ajedrez", mandado hacer por Alfonso X el Sabio. Tiene 97 hojas escritas por ambas caras, con 150 ilustraciones. En él se explica este juego y se exponen más de cien problemas con él relacionados. Se conserva en la biblioteca de El Escorial.
Los otros tres códices a que los sellos se refieren se encuentran en la biblioteca del Palacio Real de Madrid. Uno de ellos es una ilustración de la "Historia General de las Cosas de Nueva España", códice de seis libros y 303 páginas sobre la vida y la cultura aztecas, escrito por el franciscano Bernardino de Sahagún (1499-1590), que llegó a dominar perfectamente la lengua indígena.
Otro sello se dedica al códice llamado Veitia, realizado por mandato de Mariano Fernández de Echevarría y Veitia en 1755. Veitia fue un sacerdote español nacido en México en 1728. Viajó mucho y escribió sobre sus viajes; de vuelta a México llevó a cabo su "Historia Antigua" sobre el pasado de México, con numerosos dibujos, uno de los cuales, con el dios de la guerra y uno de los dos dioses mayores, aparece en el sello.
Finalmente, otro sello muestra una ilustración, "Español a Caballo", del códice "Trujillo del Perú". Consta de nueve tomos, y se hizo por mandato del obispo Baltasar Jaime Martínez Compañón, que estaba al frente de la diócesis de Trujillo, en el norte del Perú. Refleja en sus Ilustraciones la zona y las costumbres del siglo XVIII en aquel territorio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario