22 noviembre 2012

CENTENARIOS 1984

Alfonso X el Sabio (1252-1284)

Ignacio Barraquer (1884-1965)


CENTENARIOS 1984
Fecha de emisión: 20 junio 1984

Valor facial: 16 pesetas y 38 pesetas

Dentado: 13 ¼

Impresión: Calcografía

Tirada: 4.000.000

Pliegos: 80

ALFONSO X El SABIO

Alfonso X nació en Toledo en 1221 y murió en Sevilla el año 1284; fue el primer hijo de Fernando III el Santo y de Beatriz de Suabia, y su actividad política y militar ya era notable antes de subir al trono de Castilla.

Se produce este hecho en 1252, a la muerte de Fernando III. Alfonso guerrea con Portugal y Navarra, combate a los musulmanes y no poco también a sus mismos nobles. Su condición de hijo de Beatriz de Suabia hace que se le ofrezca la corona Imperial de Alemania en 1256, y es elegido emperador. No obstante, una larga sucesión de pleitos por las facciones europeas que se oponen a ello, obra para que no llegue a consolidarse la elección, y en 1275 renuncia a ella. Sus últimos años se ensombrecen por la guerra civil que ocasiona su sucesión.

La obra cultural, jurídica e histórica de Alfonso es importantísima. Creó la escuela de traductores de Toledo, que dio a conocer a los autores griegos junto a otros notables trabajos; congregó en torno suyo a sabios cristianos, musulmanes y judíos. Legisló, creando las «Siete Partidas», entre otras famosas obras; hizo historia con su «Crónica General», compuso las célebres «Cantigas», que reúnen 420 canciones en gallego y sin agotar su gran labor, escribió tratados sobre astronomía y otras ciencias. Merece de todo punto el apelativo de «Sabio» con que la historia le distingue.

IGNACIO BARRAQUER Y BARRAQUER

Don José Antonio Barraquer y Roviralta fue uno de los creadores de la escuela oftalmológica catalana, importante impulsor de la cirugía ocular y primer catedrático de su especialidad en la Universidad de Barcelona. Había nacido en esta ciudad en 1852, y en ella moriría en 1924.

Su hijo, Ignacio Barraquer y Barraquer, que aparece en el sello, nació asimismo en la Ciudad Condal el año 1884, y siguió la especialidad paterna. Fue también catedrático en la Universidad, y después de una larga labor profesional y decenas de miles de intervenciones, fundó en la capital catalana, en 1947, el Instituto Barraquer, famoso hoy entre los especialistas de todo el mundo, con fines de diagnóstico, enseñanza y de investigación de la oftalmología. Ignacio Barraquer ha sido el inventor de importantes procedimientos quirúrgicos, entre los que destaca la extirpación de cataratas por aspiración.

Distinguido con numerosos honores, contando entre sus pacientes a celebridades de todo el mundo, vivió Ignacio Barraquer entregado totalmente a su tarea. Murió el 13 de mayo de 1965. Aquel mismo día, sus hijos, José Ignacio y Joaquín, notables oftalmólogos también y continuadores de la obra paterna, le tributaron el más conmovedor y emocionante homenaje: transplantaran las córneas de Ignacio Barraquer a dos de sus pacientes ciegos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario