24 marzo 2017

400 ANIVERSARIO DE LA FUNDACIÓN DE NUEVO MÉXICO

PÁGINA DE FACEBOOK

Retrato de Juan de Oñate y arcabuceros a caballo

Mapa con el Camino Real y escudo de Felipe II

Matasellos del Primer Día de Circulación

400 ANIVERSARIO DE LA FUNDACIÓN DE NUEVO MÉXICO
Fecha de emisión: 20 de noviembre de 1998
Valor: 35 y 70 pesetas
Tirada: 2.500.000
Papel: Estucado, engomado, fosforescente
Estampación: Huecograbado
Tamaño de los sellos: 40,9 x 28,8 mm. (horizontales)
Dentado: 13 3/4
Pliegos: 50 efectos

Hace 400 años, la corona española se anexionaba un nuevo territorio en el continente americano. Su colonizador, Juan de Oñate, tomaba posesión formal de Nuevo México en 1598. Esta extensa región se sitúa al norte de México y desde 1846 forma parte de los Estados Unidos de América.
Juan de Oñate nació en 1550 en Nueva España, nombre con el que se conoció el virreinato de México tras la conquista. Fue hijo del conquistador español Cristóbal de Oñate -Gobernador de Nueva Galicia y descubridor de las minas de plata en Zacatecas- del que heredó una gran fortuna. En 1595, el virrey de Nueva España le encomendó "el descubrimiento, pacificación y colonización de Nuevo México", tras los intentos realizados por otros exploradores como Francisco Vázquez Colorado, Narváez y Cabeza de Vaca. Dos años más tarde, en 1597, Juan de Oñate emprendió el viaje con 400 colonos, 129 soldados, cinco sacerdotes, mujeres y niños. La expedición portaba, además, reses vacunas y lanares, potros, yeguas y caballos, así como alimentos, medicinas, papel y tinta, entre otros avituallamientos.
El 30 de abril de 1598, la expedición cruzó Río Grande por El Paso, y Juan de Oñate tomó posesión de las tierras de Nuevo México. Poco después comenzaron las primeras fundaciones en San Gabriel y San Juan de los Caballeros, y continuó la expansión hacia Kansas y el golfo de California. Tras numerosas tensiones y motines, en 1808 Oñate dimitió en sus cargos de gobernador, capitán general y adelantado. Fue uno de los últimos conquistadores españoles, cuando España ya había renunciado a nuevas expansiones, y murió en 1625.

En uno de los sellos se reproduce un retrato del conquistador con el casco llamado borgoñota y unos arcabuceros a caballo; en el segundo se reproduce un mapa con el Camino Real que recorrió el expedicionario y el escudo de Felipe II.

No hay comentarios:

Publicar un comentario