05 febrero 2015

BARCOS DE ÉPOCA 1995

PÁGINA DE FACEBOOK




Navío de San Juan Nepomuceno
 
 
Navío San Telmo

Matasellos del Primer Día de Circulación
 
 
BARCOS DE ÉPOCA 1995
 
Fecha de emisión: 7 abril 1995
Valor facial: 19 pesetas (4 valores) y 30 pesetas (4 valores)
Dentado: 14 x 13 ¾
Impresión: Calcografía, Offset
Tirada: 1.500.000
Hojitas de 87x164mm
Durante el siglo XVII, España, no obstante sus extensos territorios ultra­marinos que se extienden desde Italia y Flandes hasta Filipinas pasando por los de América, posee una armada insuficiente para proteger las numerosas rutas que unen esas tierras con la metrópoli. A principios del siglo XVIII, Inglaterra, Francia y Holanda ya son potencias navales, lo que constituye para nuestro país un peligroso desequilibrio.
En 1714, Felipe V, consciente de esa deficiencia, pone las bases de una importante fuerza naval, pues se inicia entonces la fabricación de buques por técnicos que dominan las matemáticas y poseen nociones de hidrodinámica, desterrando la construcción de los toscos y pesados navios anteriores. La culminación de este fecundo periodo liega con el Marqués de la Ensenada, que ocupa la Secretaría de Marina en 1743 y llama a colaborar con él a excelentes marinos como Jorge Juan, un gran científico además, bajo cuyas directrices, tras su estancia en Inglaterra para estudiar la construcción de buques, se realizan varias series de navios que sitúan a España a ¡a cabeza del progreso técnico en este aspecto,
Más tarde, con el acceso de Carlos III a la corona, se modifica la orientación de esta actividad empleando los sistemas franceses. Fruto de ello es un buen número de veleros que se construyen en diversos astilleros españoles, el de La
Habana entre ellos. Del situado en Guarnizo (Santander) sale en 1776 el "San Juan Nepomuceno", que aparece en cuatro sellos de 19 pesetas insertos en la hojita "Barcos de España". Este buque, con 1600 toneladas y 74 cañones, estuvo al mando de Churruca, un marino de los llamados "ilustrados", nacido en 1761, responsable de los aspectos astronómicos y científicos de la expedición al Estrecho de Magallanes en 1788 y la realizada a América del Norte en 1792. Era brigadier de la Armada y murió, negándose a rendirse, en la batalla de Trafalgar a bordo del "San Juan Nepomuceno". El navio fue remolcado por los ingleses a Gibraltar como botín de guerra.
El segundo de los barcos de época, en la hojita con sellos de 30 pesetas, es el "San Telmo", también de 74 cañones, de una serie construida en El Ferrol muy pocos años después del anterior.
Esta política naval llevó a que España fuera la segunda potencia mundial en este orden tras de la inglesa. Pero con Carlos IV se inicia el declive; la flota está muy por encima de las posibilidades económicas del país, la integran más de 110.000 hombres y exige unas inversiones que no es posible soportar. Trafalgar, en 1805, será la simbólica tumba de la marina "ilustrada" española del siglo XVIII.


No hay comentarios:

Publicar un comentario