03 noviembre 2014

MUSEO DE NAIPES DE ÁLAVA

PÁGINA DE FACEBOOK
Caballo de espadas, baraja catalana del siglo XIV

Sota de bastos, tarot catalán de 1900

Rey de copas, baraja española de 1750

Valet de rombos, baraja inglesa de 1828

Matasellos del Primer Día de Circulación

MUSEO DE NAIPES DE ÁLAVA
Fecha de emisión: 20 septiembre 1994
Valor facial: 18 pesetas, 29 pesetas, 55 pesetas y 65 pesetas
Dentado: 14 x 13 ¾
Impresión: Huecograbado
Tirada: 2.500.000
Pliegos: 50


Se ignora el origen de los naipes. Existen varias hipótesis acerca de ello, pero ninguna posee visos de verosimilitud. Generalmente se supone que podrían ser los chinos quienes crearon una especie de naipes, y que fue Marco Polo el que los trajo desde Oriente en el siglo XIII. Los más antiguos conocidos hoy, datan del siglo XIV, y en España se cree que los introdujeron los árabes.
Igualmente se desconoce la etimología del vocablo naipe, aunque ya se le denomina como "naip" en un diccionario catalán de rima de 1371. Cuarenta de ellos componen la baraja española con sus tradicionales palos de oros, copas, espadas y bastos, los cuales se cree que reflejan, simbólica y respectivamente, a la burguesía, el clero, el ejército y el pueblo. La francesa, como es sabido, se compone de rombos, corazones, picas y tréboles, y su difusión es internacional.


La fabricación de naipes tuvo características semiartesanas en nuestro país hasta muy tarde, pues la conocida empresa Fournier, que es la que industrializa definitivamente esta actividad, se funda en el año 1868 en Vitoria, y la establece Heraclio Fournier, hijo de un francés llegado a España a fines del siglo XVIII. Heraclio encargó más tarde a Emilio Soubrier, profesor de dibujo, la creación de las populares figuras que hoy conocemos, y fue perfeccionando progresivamente sus métodos de impresión sobre la cartulina especial barnizada tan característica de los naipes que llevan la famosa marca.


Heraclio Fournier murió en 1916 sin hijos varones, y le sucedió su nieto, Félix Alfaro Fournier, que fue, además de decidido impulsor de la empresa familiar, el iniciador del Museo de Naipes, hoy el más famoso del mundo. Félix Alfaro fue también un apasionado filatelista, y de hecho se han impreso en su establecimiento de Vitoria muchas series de sellos españoles y extranjeros. En cuanto al museo respecta, tras una incansable tarea de muchos años, se ha reunido en él un considerable conjunto de naipes de numerosos países. La familia Fournier, consciente de la importancia de la colección y de su trascendencia cultural, decidió dejar de considerarla una propiedad privada y la cedió a la diputación de Álava, que la ha acrecentado y en septiembre de 1994 la ha trasladado a una nueva ubicación que facilita la perfecta exposición de sus fondos.


Los sellos de esta serie reproducen cuatro naipes del Museo; son, por orden creciente de valor facial, un caballo de espadas gótico de la baraja más antigua que se conserva en Europa, del siglo XIV; la sota de bastos de un tarot de 1900; el rey de copas de una baraja realizada en San Sebastián a mediados del siglo XVIII y un "Valet" de rombos de una baraja inglesa de 1828.

No hay comentarios:

Publicar un comentario