18 agosto 2013

EXPOSICIÓN UNIVERSAL DE SEVILLA 1992. V SERIE

PÁGINA DE FACEBOOK











EXPOSICIÓN UNIVERSAL DE SEVILLA 1992. V SERIE
Fecha de emisión: 22 febrero 1990
Valor facial: 8+5 pesetas, 20+5 pesetas, 45+5 pesetas y 50+5 pesetas
Dentado: 13 ¾ x14
Impresión: Huecograbado
Tirada: 2.748.000
Pliegos: 12

En enero de 1987 se emitía la primera serie de sellos dedicada a la Exposición Universal de Sevilla. Desde entonces han salido tres más, y la quinta, compuesta por cuatro valores, aparece en 1990, cuando una incesante actividad, evidente en mil incontables aspectos, tiene lugar en Sevilla, donde van a encontrarse 102 países, participación que oscurece el record que estableció Osaka, en 1970, con 77. Esta cifra va a verse incrementada con las de 20 organizaciones internacionales, 17 comunidades autónomas que componen el mosaico del estado español y unas veinte importantes empresas.

En los cuatro sellos que componen esta quinta serie aparece la mascota de la Exposición, bautizada con el nombre de «Curro». Es un ave de blanco plumaje, con pico multicolor y un largo penacho de iguales colores que el pico. Los sellos ofrecen diversos ángulos del recinto donde se celebrará la Exposición, y parecen reflejar la idea de que es la mascota quien actúa como cicerone mostrando estas vistas. «Curro» es obra de Heinz Edelmann, grafista checoslovaco, nacionalizado alemán, nacido en 1934. Desarrolla una activa labor de ámbito internacional como diseñador, ilustrador de libros, cartelista y ha ganado unos cien premios en su tarea profesional.
El sello de 8 pesetas muestra el cauce del río Guadalquivir a su paso por la Cartuja, con sus dos nuevos puentes. Ofrece también el Gran Lago, junto al cual se situarán los pabellones de España, los de las Comunidades y el Iberoamericano. En el de 20 pesetas vemos la puerta oeste de la Cartuja, el Monasterio del siglo XV que fue tan del agrado de Colón, que lo visitó con frecuencia y donde dispuso ser sepultado. El puente de Barqueta, entrada a la Exposición, con el jardín del Guadalquivir y la torre de observación figuran en el sello de 45 pesetas. Finalmente, el de 60 pesetas nos permite ver a Curro pasando a través de la pasarela del Lago.

Los cuatro sellos son obra de un diseñador sevillano llamado Félix Rivas, que regenta actualmente un estudio de grafismo y diseño. Ellos, estos minúsculos vehículos que son los sellos, están difundiendo ya, en millones de mensajes gráficos, las imágenes de diversos aspectos de esta magna realización que va a ser la Exposición Universal de Sevilla, y que no ha hecho más que iniciarse pues los expositores no empezarán las obras, en su mayoría, hasta 1991. No obstante, la repercusión de este acontecimiento en la capital sevillana es ya sumamente importante, y aún ha de serlo más cuando lleguen los dieciocho millones de visitantes previstos para el año 1992.

No hay comentarios:

Publicar un comentario