29 junio 2013

CARLOS III Y LA ILUSTRACIÓN

PÁGINA DE FACEBOOK
Puerta de Alcalá, fuente de Apolo y personajes de la época. Se completa con la imagen de Carlos III según el retrato de Mengs

EL MOTÍN DE ESQUILACHE
El marqués de Esquilache, ministro de Carlos III, ordenó sustituir el sombrero gacho, que ocultaba el rostro, por el de tres picos; y la capa larga, que permitía encubrir armas y objetos, por la corta, más airosa y abierta, de todo lo cual dan fe los dibujos. Esta orden dio lugar en Madrid a un célebre motín, que duró desde el 23 al 26 de marzo de 1766.

CARLOS III Y LA ILUSTRACIÓN
Fecha de emisión: 14 diciembre 1988
Valor facial: 45 pesetas
Hoja Bloque de 100 X 80 mm
Dentado: 12 ¾
Impresión: Calcografía
Tirada: 3.500.000

El 14 de diciembre de 1788 moría en Madrid Carlos III, uno de los mejores monarcas españoles. Doscientos años más tarde, un sello, en forma de hoja bloque, nos lleva a rememorar la figura de este buen rey y los logros que trajo consigo su fecundo reinado.
Carlos nació en Madrid el 20 de enero de 1716 y era hijo de Felipe V y de Isabel de Farnesio. Tras diversos avatares fue designado rey de Nápoles en 1735, a los diecinueve años, con el nombre de Carlos VII; pero más tarde, la muerte de su hermano, el rey Fernando VI, sin hijos que le sucedieran, le llevó a ocupar el trono español. De él tomó posesión el 11 de septiembre de 1759, abdicando el de Nápoles en su tercer hijo, Fernando, ya que el primogénito, Felipe, estaba incapacitado y se reservaba para Carlos, el segundo, la sucesión a la corona española, que en efecto ocuparía mucho después, en 1789, como Carlos IV.
Cuando todavía era rey de Nápoles, Carlos III había casado en esta ciudad con María Amalia de Sajonia, princesa polaca, que tenía catorce años al contraer matrimonio y que moriría en Madrid a los treinta y seis. No obstante esta temprana muerte, la reina dio al monarca trece hijos, seis de ellos varones.
Fueron veintinueve años los que reinó Carlos III en nuestro país.
Y es fama que este período se caracterizó por un espíritu reformador, por un talante liberal y por un decidido impulso al progreso nacional en múltiples aspectos. A este movimiento se llamó La Ilustración, y este nombre va unido al del rey que propició la multiforme tarea que acercó España a los más progresistas países europeos.
El Rey estimuló personalmente la creación de las Sociedades Económicas de Amigos del País, que proliferaron en todo el territorio y contribuyeron poderosamente al desarrollo nacional. Favoreció la economía y la agricultura y protegió el comercio; se experimentó una verdadera reforma en la enseñanza y se hermosearon y modernizaron muchas ciudades, buen ejemplo de lo cual fue la capital, Madrid. No obstante, no pueden dejar de anotarse elementos negativos ni olvidar que la estructura conservadora del llamado Antiguo Régimen, principal causa del secular atraso de España, persistía, aunque debilitada, a la muerte del Rey.
La figura de Carlos III se nos ofrece en la hoja bloque. Es la que podemos admirar en el Museo del Prado, realizada por Rafael Mengs, pintor alemán que fue primer pintor de la Corte. En el sello aparece la Puerta de Alcalá, obra de Sabatini, y la Fuente de Apolo, cuyo autor es Ventura Rodríguez, arquitecto de la Corte, construcciones ambas realizadas durante el reinado de Carlos III. Puede verse también en el sello la tópica estampa de unos tipos de la época.

No hay comentarios:

Publicar un comentario