11 mayo 2013

ESPAMER 87 - EL CORREO MARÍTIMO A INDIAS

PÁGINA FACEBOOK


ESPAMER 87 -  EL CORREO MARÍTIMO A INDIAS
Fecha de emisión: 2 octubre 1987
Hoja Bloque de 149 x 82,5 mm.

Valor facial: 8 pesetas, 12 pesetas, 20 pesetas y 50 pesetas
Dentado: 12 ¾ x13 ¼
Impresión: Calcografía y Offset
Tirada: 1.918.541


Con el nombre de Espamer se conoce a unas exposiciones fílatélicas periódicas que se crearon como un nexo de unión entre los filatelistas de España y América y que ampliaron posteriormente el ámbito español para extenderlo a toda Europa, la primera de ellas se celebró en 1973; desde entonces se han sucedido en nueve ocasiones a ambos lados del Atlántico. La última de ellas es la que ha tenido como escenario a La Coruña, del 2 al 12 de octubre de 1987.
Precisamente de esta capital gallega salían los galeones que realizaban el servicio postal con América y que asimismo llevaban el correo a las Canarias, extendiéndolo incluso hasta las Islas Filipinas. Y este es el tema que reflejan los sellos contenidos en la hojita bloque «Espamer 87». Concretamente, el motivo es el Correo Marítimo entre España y las Indias Occidentales, establecido por Carlos III en 1764.
La primera carta que cruzó el Atlántico es la que, remitida por Fernando e Isabel, iba dirigida al Gran Khan; pues, como es sabido, se creía que la expedición colombina iba a desembarcar en el lejano Oriente, tomando a través del mar el camino opuesto al conocido hasta entonces: la larga y fatigosa ruta que cruzaba Europa y Asia. Ilustre portador de aquella misiva era el almirante Cristóbal Colón.

El primer Correo Mayor de Indias fue don Lorenzo Galíndez de Carvajal [1472-1532), jurisconsulto e historiador extremeño, catedrático en Salamanca y presidente del Consejo de los Reyes Católicos. El nombramiento, hecho por el rey Fernando, fue confirmado después por Carlos I.
Como quiera que la actividad de estos Correos Mayores se limitaba a los documentos oficiales y a los comunicados de los grandes señores, acabó por establecerse el servicio promulgado por Carlos III al que hemos aludido. La Habana fue el centro de irradiación del correo americano, pues allí se instaló la «Administración General de Correos de las posesiones españolas en el Nuevo Mundo».
la hojita bloque nos ofrece, sucesivamente, por orden creciente de valor facial, una carta filatélica de La Coruña a La Habana y un grabado del siglo XIX con el puerto de La Coruña. Después, ya en el sello de 20 pesetas, hay otro grabado, éste del siglo XVIII, del puerto de La Habana; y, finalmente, unos barcos correo en su travesía del Atlántico. Se completa la hojita con el logotipo de la Exposición y se figura el precio del bloque, que es de 180 pesetas. Como el valor facial de los sellos es de 90 pesetas, las restantes 90 se consideran como valor de la entrada a la exposición coruñesa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario